La nueva ley del alquiler dispara la contratación de los seguros de impago de rentas

Cada vez más propietarios deciden contratar un seguro de impago del alquiler. En lo que llevamos de año, está creciendo con fuerza el número de contrataciones de este producto, según sostiene el Observatorio Español del Seguro del Alquiler (OESA).

Sus previsiones apuntan a que el número de contrataciones subirá un 35% interanual en la primera mitad del año, cinco puntos más que durante todo el año pasado, y que se mantendrá este crecimiento durante todo el ejercicio. Por otro lado, el organismo también está detectando una leve reducción del precio del alquiler con seguro, que se ha situado en 661,07 euros en la primera parte de 2019, frente a los 680,28 del año anterior.

OESA cree que la causa del alza de la contratación y de la reducción de la renta media se han producido por la entrada en vigor del decreto ley del alquiler. Una medida que sacó adelante el Gobierno de Pedro Sánchez en un segundo intento y que desde principios de abril afecta, entre otras muchas cosas, a la duración de los contratos (si el propietario es un particular son cinco años y si es una empresa son siete), a la forma de actualizar las rentas de los arrendamientos (debe estar ligada al IPC) o a la exigencia de fianzas por parte de los propietarios (se pueden exigir un máximo de dos). Una normativa que ha sido muy criticada por el sector inmobiliario.

“Antes los seguros eran considerados como productos reservados para los alquileres más elevados, pero ante la reducción de garantías se están convirtiendo en necesarios para todo tipo de rentas, también las más reducidas”, explican desde el observatorio.

Respecto a la cobertura de meses de impago que se contratan, la de 12 meses sigue siendo la más destacada y la que más ha crecido durante la primera parte de 2019. Representa casi el 80% del total, 1,61 puntos más que durante el año pasado. La de seis meses baja hasta situarse en el 16,7%, 3,39 puntos menos que en 2018. Por otro lado, un 2,7% corresponde a los seguros de 18 meses y el 1,78% restante, a los de nueve.

Recordemos que estos seguros de impago de las rentas están regulados por la Dirección General de Seguros y que consisten en facilitar el cobro de la renta desde el segundo mes del impago con un coste aproximado del 2,8% de la renta anual. Por ejemplo, para un alquiler de 600 euros mensuales, el coste anual del seguro es de 202,60 euros.

Por otro lado, estos productos también incluyen la defensa jurídica del propietario para poder recuperar el inmueble y, en caso de desperfectos por actos vandálicos, disponen de coberturas de hasta 5.000 euros.  Ver noticia...

 

Suscríbete al boletín